Puertas de garaje

Puertas de garaje

Llegar a casa relajado

Abre la puerta de garaje directamente desde tu coche de forma cómoda y rápida, con sol o lluvia. Gracias a la sofisticada técnica, la puerta de garaje abre y cierra de forma silenciosa y sin tirones.

Con las puertas de garaje automáticas, los huéspedes indeseados se quedan fuera: si la puerta de garaje se encuentra cerrada, la protección contra apalancamiento se enclava automáticamente en el tope del carril-guía. La puerta queda bloqueada inmediatamente y protegida en gran medida contra el  palancamiento. Este tipo de bloqueo funciona de forma mecánica y, al contrario de los automatismos de la competencia, funciona también sin alimentación eléctrica.